Testimonios Pacientes

Testimonio: Rehabilitación tras el cáncer de mama

Testimonio: Rehabilitación tras el cáncer de mama

Luz es una luchadora de 42 años, a la que hace 9 meses le diagnosticaron cáncer de mama.  “Un bicho en el pecho” es su blog, una narración en primera persona de los acontecimientos a los que se ha enfrentado desde que el pasado abril palpara en sus pechos un pequeño bultito.

 

“Me hundí, hasta lo más profundo que puede hundirse nadie. Me costó mucho asimilar lo que me estaba pasando, asumir que tengo una enfermedad grave y con un largo camino que recorrer hasta la curación. Pero salí del hoyo y tengo ganas de contárselo a quien me quiera leer”

 

Tras la mastectomía, las sesiones de quimioterapia, está metida de lleno en el proceso de radioterapia con la esperanza de erradicar las últimas células malignas que pudieran quedar. Ahora es cuando Luz ha decido hacernos partícipes de su historia, involucrándonos en el transcurso de su rehabilitación. Y esta es su experiencia:

 

“He tenido la enorme suerte de conocer a Curro Millán y al equipo del Instituto Fisiomédico, que han pasado a ser parte fundamental en mi proceso de recuperación.

Las cosas no suceden por casualidad. Cada día me reafirmo en la convicción de que hay que hacerse partícipe de la enfermedad, porque cuanto más te involucras más puertas se abren en el camino.

Me explico.

Dos días antes de mi operación fui al congreso de GEPAC (Grupo de Pacientes con Cáncer) a una ponencia que el Doctor Lorenzo Rabadán daba sobre la operación de cáncer de mama y las distintas posibilidades de reconstrucción. Quería saber si mi decisión de la reconstrucción inmediata había sido la acertada teniendo en cuenta que tenía pautadas 15 sesiones de radio. 

Fue allí donde escuché mencionar al fisioterapeuta Curro Millán, especializado en tratamientos de mama postquirúrgicos. 

Cuando me recuperé de la operación no lo dudé ni un segundo. Llamé al Doctor Millán y pedí cita para una sesión de evaluación. Quería hacer unas sesiones de fisioterapia para prevenir el linfedema que se puede producir como consecuencia del vaciamiento axilar. En la consulta me llevé una grata sorpresa. Curro no sólo se ocuparía del drenaje linfático necesario para evitar la hinchazón del brazo, sino que también haríamos un tratamiento para la prótesis y la cicatriz.

Uno de los riesgos de la radioterapia cuando llevas prótesis es que ésta se enquiste y tengan que volver a abrirte para poner una nueva. Por eso muchas veces no recomiendan la reconstrucción inmediata. Para evitar este contratiempo, en el Instituto Fisiomédico utilizan una máquina que se llama LPG que te hace masaje con unos rodillos a la vez que succiona y favorece la circulación en la zona. Además, con un rodillo más pequeño trabaja la cicatriz para despegarla de la prótesis y estirar las arruguitas que se forman.

Para mejorar la movilidad del brazo y recuperar la fuerza utilizan otra máquina en la que se hacen ejercicios de pectoral. Es como una especie de videojuego. Tú haces fuerza mientras tratas de mantenerte en los niveles que te marca la máquina. 

En definitiva, un tratamiento completo. Sólo llevo tres sesiones y ya noto mejoría. Mi pecho no se ha endurecido, la cicatriz está mucho mejor y la piel se ha despegado de la prótesis.

Las fotos son de la sesión de esta mañana. Mirad qué pelazo tengo ya :-)”

 

Desde aquí, Luz, el equipo de Instituto Fisiomedico quiere agradecerte las palabras que nos has dedicado. Confiamos en que con tu valentía y ese afán de superación que te caracteriza pronto puedas despedirte definitivamente de ese “bichito”. ¡Sabemos que tu esfuerzo personal y el profesional valdrán la pena!

 

Fuente:http://unbichoenelpecho.blogspot.com.es/







Reserva Cita

Dinos cómo podemos ayudarte y te contactaremos cuanto antes.

También puedes escribirnos a info@institutofisiomedico.com o llamarnos al 918 273 682

Reserva tu cita Online: